La protección de los delfines.

Como seres humanos tenemos una errada concepción de que la tierra y sus seres animados e inanimados están para servirnos. Nada más alejados que la realidad. Somos simbiontes de nuestro entorno. Esto quiere decir que necesitamos de la naturaleza (animales, plantas, mares, ríos, desiertos, etc) para sobrevivir. La humanidad por sí misma es incapaz de sobrevivir (imaginémonos sin frutas para cosechar, animales para comer, árboles para respirar).

A pesar de ello, somos necios en depredar, de manera irresponsable nuestro medio ambiente. Un caso claro es la matanza de delfines.

 

Afortunadamente, el Poder Judicial Federal ha emitido fallos para proteger a estos amigos marítimos.

El Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa en el DF declaró constitucional una norma oficial mexicana (NOM) que prohíbe el traslado y exhibición de estos animales en ciertas condiciones. Algunos argumentos expuestos por el órgano jurisdiccional son los siguientes:

En este orden de ideas, resulta que el marco relevante en este asunto lo constituye el derecho fundamental a un medio ambiente adecuado para el sano desarrollo y la preservación y restauración del equilibrio ecológico (artículo 4 y 73, fracción XXIX, inciso G de la Carta Magna), lo que se ha visto transgredido por diversos actos, entre los cuales se encuentran el traslado y la itinerancia de cetáceos, que ahora se ha visto suspendida por la Norma Oficial que prohibe tal circunstancia, esto en función de garantizar la protección y bienestar de los mamíferos en cautiverio, como sería preservar la vida e integridad, además de darles un trato digno y respetuoso, evitando la crueldad en contra de éstos, tal como lo disponen las referidas leyes federales y tratados los cuales de acuerdo con el artículo 133 de la referida Constitución, resultan ser la Ley Suprema de toda la Unión, cuando es el caso que reglamentan y abundan de forma más amplia y específica los derechos fundamentales tutelados por nuestra Carta Magna.

Además, a un mayor abundamiento, este tribunal estima que la norma oficial mexicana en estudio es razonable, coherente, convincente y se apoya en argumentos sólidos, al reglamentar el cuidado de cetáceos que se encuentran en cautiverio, concretamente en lo concerniente al traslado de los delfines y por lo que se refiere a la forma o manera en que los transportan para exhibirlos temporalmente en cierto lugar, pues resulta notorio lo inadecuado y anti-natural de ese trato, tomando en consideración que son especies del medio acuático extraídos de su hábitat, aunado al hecho de que se trata de animales extremadamente sensibles que tienen un gran desarrollo en su sistema nervioso lo que los hace más vulnerables y frágiles ante este tipo de cambios ambientales tan bruscos y hasta traumáticos, por lo que se estima, que este tipo de norma es razonablemente adecuada y recomendable por lo que ve a la materia y efecto que persigue.”

Para consultar una síntesis de la sentencia dar click aquí.

Poco a poco la humanidad irá advirtiendo que podemos consumir recursos naturales, como las plantas y los animales, siempre respetando su integridad y procurando su subsistencia. Reconozco que aprovechamos sus recursos (así como un león debe comer otros seres vivos para subsistir) pero mientras lo hagamos por necesidad y no por diversión o descuido, todo irá mejor.

Evitemos prácticas tan deleznables como el toreo, que se puede resumir en la siguiente canción:

“Un individuo vestido de payaso tortura y martiriza hasta la muerte a un animal … torero eres un asesino por vocación, torero me produce asco tu profesión …”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: