2 aniversarios.

Por ahí dice una canción que 20 años no es nada. En mi caso no puedo realizar esa afirmación. Hace 20 años (16 de abril de 1993) recibí mi primer nombramiento como oficial judicial en un Juzgado de Distrito. Estaba cursando el 2o semestre de la licenciatura.

Tuve la suerte de haber iniciado a laborar en un juzgado federal en materia mixta (estaba en Naucalpan, México). Trabajé tanto en la sección de procesos penales y en la de amparos. Desde mi punto de vista es la mejor escuela que puede haber para quienes quieren hacer carrera judicial: un juzgado mixto.

Alguna vez una persona me dijo que el mejor perfil para un juzgador era el de una persona que hubiese trabajado como abogado litigante y en la carrera judicial. No puedo afirmar o negar lo anterior. Desde mi punto de vista (bastante subjetivo), no es necesario que un buen juez se haya desempeñado previamente como litigante, político o académico, pues sea cual fuere su antecedente, es necesario desempeñar la función con amor a la camiseta, consciente de la importancia de su labor, ciñendo su actuar a los cánones éticos que rigen la función judicial. Siempre debemos de juzgar y tratar a los demás como nos gustaría que nos juzgaran a nosotros mismos.

Después del paréntesis anterior sigo con mi narrativa: posteriormente me fui a un Juzgado de Distrito en el Distrito en Materia Civil en el DF. Ahí tuve la oportunidad de ser Actuario. Regresé a Naucalpan como Secretario de juzgado. Tuve la oportunidad de ir a un Tribunal Colegiado en Materia Administrativa en el DF donde fui Secretario de Tesis y Secretario Proyectista por más de 4 años. La suerte me llevó a la Suprema Corte de Justicia donde estuve cerca de 1 año y medio.

Nuevamente las circunstancias se dieron para que fuera designado Juez de Distrito, cargo que comencé a desempeñar el 16 de abril de 2008.

Esto significa que este 16 de abril de 2013 cumplo 20 años desempeñándome en el PJF, 5 de ellos como Juez de Distrito.

Al principio de este post mencioné que no puedo decir que 20 años no son nada. Pero sí puedo decir que no es lo mismo los 3 mosqueteros que 20 años después. La experiencia (y sobre todo la edad) nos van dando perspectivas distintas de nuestro entorno, tanto en el ámbito personal como en el laboral. Nuestras prioridades van cambiando.

Aún hay mucho que aprender, pero estoy seguro que para dentro de 20 años habré recopilado más experiencia y conocimiento. Veremos como nos va en las siguientes dos décadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: