La SCJN y la defensa de la independencia judicial

La independencia judicial es uno de los pilares del Estado constitucional democrático. Ha sido definida, por el Código de Ética del Poder Judicial de la Federación, como la actitud del juzgador frente a influencias extrañas al Derecho, provenientes del sistema social. Consiste en juzgar desde la perspectiva del Derecho y no a partir de presiones o intereses extraños a aquél. En ese sentido, la independencia judicial puede analizarse desde varios aspectos importantes: 1) La independencia de los juzgadores respecto de los demás poderes del Estado (legislativo y ejecutivo) u otros órganos autónomos (INEGI, CNDH, INEE, etcétera); 2) Respecto de los poderes fácticos en el país (medios de comunicación, sindicatos, iglesias, entre otros); 3) Dentro del mismo poder judicial, es decir, una independencia vertical, de manera que no exista presión alguna entre los distintos órganos que integran el poder judicial; en este sentido, el citado Código de Ética refiere que el servidor público “Se abstiene de recomendar, insinuar o sugerir, con un fin ilegítimo, el sentido en que deban emitir los demás juzgadores cualquier determinación judicial que tenga efecto sobre la resolución de un asunto“.

En este sentido, la ex-Ministra Sandra O’Connor, de la Corte Suprema de Estados Unidos, señaló que la independencia judicial es el núcleo del Estado de derecho, dando a los ciudadanos la confianza de que las leyes serán aplicadas de manera justa e igualitaria; agrega que la independencia judicial  permite a los jueces emitir decisiones que sean contrarias a los intereses de las otras ramas del gobierno; la Ministra señala que los presidentes, secretarios de Estado, legisladores, a veces se apresuran para encontrar las soluciones de las exigencias diarias. De esta manera, concluye, la independencia judicial está especialmente posicionada para analizar el impacto que estas soluciones tienen en los derechos y las libertades, asegurando que esos valores no sean subvertidos.

Desde la 9a época del Semanario Judicial de la Federación, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha emitido múltiples resoluciones tendentes a salvaguardar y fortalecer la independencia de los poderes judiciales locales, generalmente respecto de intentos de invasión por parte de los otros dos poderes. Recientemente la SCJN resolvió un asunto concerniente a la independencia de los jueces y magistrados del Poder Judicial de la Federación.

Al resolver el expediente 1/2013 (facultad del art. 11 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación) determinó que una circular de la Comisión de Disciplina  (encargada de vigilar y sancionar a jueces y magistrados federales) del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) tenía “la intención de …  encaminar el criterio de los órganos jurisdiccionales en un sentido concreto tratándose de la posibilidad de impugnar actos del Consejo de la Judicatura Federal“.

Esta circular del CJF, según la SCJN:

“.. se trata de un documento que implica una intromisión en las facultades de interpretación y decisión, que constitucional y legalmente se encuentran reservadas a los órganos jurisdiccionales del Estado Mexicano, ya que pronunciarse sobre la vigencia de un criterio jurisprudencial cuando no existe un pronunciamiento emitido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación o por el diverso órgano que la haya establecido constituye una expresión del ejercicio de una función estrictamente jurisdiccional que se encuentra reservada a los juzgados y tribunales del Poder Judicial de la Federación.

… que la autonomía e independencia judiciales son inviolables y en consecuencia, el Consejo de la Judicatura Federal debe actuar con estricto respeto a las mismas. Si bien en casos de responsabilidad administrativa de funcionarios judiciales, el Consejo puede evaluar la correcta aplicación del derecho en las resoluciones emitidas, esta facultad no puede llegar al extremo de sugerir el sentido de las consideraciones y razonamientos de estas resoluciones judiciales. En esos casos, las atribuciones del Consejo se limitan a analizar errores claros y evidentes que no admitan interpretación.

…  el Consejo de la Judicatura Federal no puede conculcar la autonomía e independencia judiciales, alterando la potestad interpretativa de los órganos jurisdiccionales en cada caso particular. Por lo tanto, lo lógico es concluir que el Consejo tampoco está facultado para dictar o sugerir a los funcionarios del Poder Judicial la manera en que deberán aplicar o no un precedente ex ante, como lo pretende a través de la emisión de la Circular de mérito.”

Esta resolución de la SCJN debe estudiarse en múltiples aspectos, como sería el constitucional, orgánico y de la ética judicial, ya que arroja varias luces de la importancia de la independencia de los jueces y magistrados, no sólo del Poder Judicial Federal, sino también de toda la judicatura nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: