El mecanismo de relevo del Presidente de la SCJN

Hoy se publicó en el diario La Razón un artículo denominado ¿Es conveniente el mecanismo de relevo en la Corte?, donde el autor se pregunta si sería oportuno que el Senado nombrara directamente al Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), como acontece con la Corte Suprema de EEUU (SCOTUS, por sus siglas en inglés), a fin de evitar que la Corte “… se contamine con cuestiones extrajurisdiccionales … [h]acerlo de esta forma permitiría que los ministros dejen de distraerse cada cuatro años de la tarea para la que fueron designados“.

En primer término, debe celebrarse que los procedimientos de designación de la Suprema Corte (sin importar que se trate de su presidente o del nombramiento de un nuevo ministro) se ventilen  y analicen con más frecuencia  en la prensa, ya que ello denota un creciente interés en la estructura y funciones del Poder Judicial Federal

En segundo lugar, y en relación a la propuesta de la nota que comentamos, no me parecería sano que el Senado eligiera al Presidente de la SCJN, por las razones que brevemente expongo:

a) La designación del Presidente de la Corte, por parte de la Cámara de Senadores, se traduciría en una clara violación al principio de división de poderes; sería tanto como aceptar que el Titular del Ejecutivo Federal designara a los Presidentes de las Cámaras de Senadores o Diputados.

b) Existen grandes diferencias en los sistemas de conformación de la SCJN y la SCOTUS. Los Ministros (Justices) de la SCOTUS son nombrados de por vida, a diferencia de México, donde duran 15 años en su encargo; de esta manera, el Presidente (Chief Justice) de la SCOTUS tendrá tal carácter hasta su muerte o renuncia; si bien el Senado elige al Presidente de la SCOTUS, este es propuesto por el Presidente de los Estados Unidos (es decir, por el poder Ejecutivo Federal).

c) En lo que corresponde a la estructura orgánica y competencial de los poderes judiciales mexicanos y estadounidenses hay una gran diferencia: El Consejo de la Judicatura Federal (CJF), que en México se encarga de la administración y disciplina de los juzgados federales y tribunales de circuito; institución que no existe en Estados Unidos. Recordemos que el Presidente de la SCJN también lo es del CJF, lo cual implica una enorme carga de trabajo para el representante del PJF.

d) El sistema de selección mexicano, me parece, no crea un gran distractor para las funciones de la SCJN, puesto solo ocupa un periodo aproximado de un mes (desde la presentación de las propuestas a principios de diciembre, hasta la designación del Presidente, el primer día hábil de enero).

Esperemos que se sigan dando este tipo de propuestas, con las que podremos estar de acuerdo o no, pero que a fin de cuentas generan un sano debate.

*** Actualización de 17 de enero de 2015: En un artículo publicado por el Universal (Urgen reformar proceso para nombrar jueces (sic) de la Corte“, Pedro Salazar, Director del IIJ-UNAM, también propone que se elija al Presidente de la SCJN con el mecanismo que se prevé en Estados Unidos, es decir, por el titular del Ejecutivo con aprobación del Senado y de manera vitalicia.

___

Nota: El procedimiento para la selección del Presidente de la SCJN está previsto en los artículos 28 a 32 del Reglamento Interior de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: